Las plantas maestras y las medicinas de la selva

En la primavera del 2011 del hemisferio norte, otoño en el hemisferio sur. Estuve con Antonio Cerdán y Miryam Hidalgo en un lugar paradisiaco, Wanamey, en el Reserva de Biosfera del Manu, donde se ubicó, en el pasado, la gran civilización del Paititi, los hijos de las estrellas. Una de las actividades que hicimos fue la toma de Ayahuasca, una infusion del Yagué, la planta-medicina de los chamanes de la Selva. Fue dirigido por Joel Jahuanchi, director del grupo Wanamey, y por Miryam. Fue una experiencia de Conciencia y de profunda sanación para [email protected], las 35 personas, que viajamos desde España hasta allí.

Joel Jahuanchi

Antes de nada, Joel Jahuanchi nos invito a un paseo por la Selva, donde nos estuvo mostrando muchas de las plantas que allí crecen, y hablándolos de las sanaciones que el había podido constatar y de las muchas propiedades que tienen. Se podría decir que la Selva es la Gran Botica, la gran Farmacia de la humanidad, y también la gran desconocida, ya que muchos estamentos sociales parecen estar muy interesados en rodear de un halo de misterio, cuando no de miedo, a todo lo concerniente a las plantas maestras y sus beneficios. Joel es un chaman muy especial, ya que, además de con los espíritus de las plantas y los animales de poder, trabaja con los Maestros Ascendidos, y muy especialmente con el ” Hermano Santo”, el maestro Saint Germain

Antes de la experiencia, los Espíritus Guardianes de la Ayahuasca nos dieron un mensaje, a través de Antonio, que los que lo conocéis sabéis que es un gran médium. Los guardianes quisieron decirnos que en el futuro surgirá una Nueva Escuela de la Ayahuasca. Porque es necesario.

Y es necesario sobre todo para los occidentales, ya que en occidente el desarrollo del intelecto ha sido tan grande, que nos es muy difícil tener una verdadera experiencia de conciencia. Una experiencia de conciencia, de lo que eres en realidad,  una experiencia de conocimiento de uno mismo, para seguir creciendo en Libertad, Amor y Felicidad.

Experimentar la mas profunda experiencia de tu Ser, sentir el latido de la Vida y de la Tierra, la vibración y la fuerza del corazón de la Tierra a través de las plantas sagradas, creando un espacio único para ti mismo.

Las plantas sagradas ayudan a que esta experiencia de conciencia sea posible. Los que hemos tenido el privilegio de tener acceso a esta medicina, con la guía de personas expertas y experimentadas, como es el caso de Miryam y Joel Jahuanchi, podemos dar fe de ello.

Un gran abrazo.

Isabel Artero Orta.

La Cala del Moral, Málaga, España, 01 de Mayo de 2016.

somosluz.wikipera.com