Mí experiencia de mi viaje a Perú

México DF

Mí experiencia de mi viaje a Perú al Wanamey, Centro de Crecimiento del Ser faltaría sin arrogancia palabras para describirlo debido a que todo aquello que se puede decir puede sonar llano y efímero debido a que considero que la expectativa se recrea en la fantasía y la fantasía en ocasiones poco puede decir de la realidad, pero en fin trataré humildemente de explicarlo de la siguiente forma;

Los días se pueden detener en un instante cuando en ese instante requiere un momento de reflexión para aclarar la circunstancia de mi ser y de mi malestares que esta ocasión fueron suspendidos y postergados por el acompañante, pero aún así bajo la guía y la protección de tu persona uno no puede evitar recrear y traer al presente aquellos recuerdos inconscientes que nos atacan y que a veces los intentamos no ver y que tan sólo se necesita un reposo absoluto, una luna llena, un cielo de estrellas y un maestro como guía para trascender y encontrar en cada una de las interpretaciones de la naturaleza la voz interna que habla y permite reconciliar en lo más profundo de tu ser  o bien mirar lo no visto, escuchar lo no escuchado, en fin; no es aquello lo que se da sino aquello lo que Yo encontré; pude mirar, pude oler, pude escuchar, pude sentir, siendo tus palabra las que en mi cabeza tomaron un sentido distinto al permitirme tener un centro, una emoción estable, una revelación en la madrugada que exigía no confundir mi razonamiento con la verdad y obtener de aquello que bebí; la liberación en un comunicado interno con creencias pero sobre todo la regulación interna para lo que mí corazón requería y que noche tras noche soplabas y no dejabas de ver mi luz alrededor de mi cuerpo, lo importante de tu cantos es como si tú Joel Jahuanchi me miraras tal como soy.

Continuando con esta breve narración no he dejado de pensar antes de irme a la selva y ahora con mayor intensidad  la añoranza de la misma en lo siguiente;

  1. Si  pudiera mirar más  en vez de reflexionar
  2. Si pudiera escuchar más en vez de perderme
  3. Si pudiera observar en vez de ser observado
  4. Si pudiera comprender en vez de ser comprendido
  5. Si  pudiera tener en vez  de lo hubiera tenido
  6. Si pudiera  crecer en vez de demostrarme cuanto  envejecido
  7. Si pudiera ignorar en vez de protegerme de mi ignorancia
  8. Si pudiera carecer en vez de ser un mal agradecido
  9. Si pudiera detenerme en vez de  pretender ser detenido

10. Si pudiera llorar en vez de hacerme el dolido

11. Si pudiera resolverme  en vez de asustarme

12. Si pudiera defenderme en vez de hacerme el protegido

13. Si pudiera embriagarme en vez de ser un adicto

14. Si pudiera amarme antes de ser reconocido

Todas ellas son frases de desarrollo de mi  persona y de tratamiento de mis pacientes y de las cuales estoy seguro que puede ondear en muchas acciones o hechos pero lo más importante es sí la podemos entender.

Yo reconocido, torpe como soy las vi expresadas en el centro Wanamey y rodeado de un río que en su cause se lleva mucho de aquello quizá tenía que enfrentar y no sabia como hacerlo te agradezco tus manos apoyándome para sumergirme y tú seguridad para mi cura y respeto por mi persona.

Tu amigo Gabriel Garcia  – Psicólogo – México. 

Email: [email protected]