Mi experiencia con la sabia Ayahuasca

Muchas gracias Joel Jahuanchi por tus sabias palabras.

Han pasado ya varias semanas desde que te comenté mi experiencia con la sabia Ayahuasca y fue todo, tal y como lo comentas.
Es cierto que ha sido la experiencia más intensa de todas las que tuve, pero también es cierto que es la que más me ha enseñado en todos los aspectos, espiritual, emocional, mental, y físico.
Es la que antes he sabido interpretar, quizás porque era ya el momento o quizás porque mis anteriores experiencias con la madre Ayahuasca me habían preparado para ello sin yo darme cuenta.
A día de hoy me siento una persona nueva y, como le dije a la persona que me acompaño en la sesión, una persona realizada.
Es tal la claridad mental y la percepción que tengo, que yo mismo me sorprendo a veces ante las situaciones de la vida diaria.
Salí muy convencido de que ya no necesitaría más ni la marihuana, ni los hongos y ni más sesiones de ayahuasca para alcanzar estados ascendentes de conciencia. Ahora estoy en ellos y soy,  y sé,  que trabajando, no solo lo puedo seguir manteniendo sino que lo puedo ir perfeccionando con mi trabajo interior.

Estoy orgulloso de haberte conocido y que tú, Joel,  fueras el vehículo donde iniciara mi camino de búsqueda con la Ayahuasca.
Estoy inmensamente agradecido por todo lo que me ha enseñado y dado y, espero, que esta sabiduría y conocimiento que me ha ofrecido, pueda servirme para seguir ayudando a las personas de mí alrededor y por supuesto para seguir aprendiendo y creciendo.

Joel Jahuanchi, te mando mi más sincero agradecimiento por tus palabras y como siempre os deseo lo mejor para ti y para el grupo Wanamey.
Espero que algún día no muy lejano nos podamos volver a ver y conversar con sosiego y calma de la sabia Ayahuasca.

Un fuerte abrazo.

Jesús Ezquerro – email: [email protected] – España.