Después de tomar Ayahuasca

¿Qué se debe esperar después de una sesión con Ayahuasca? Para responder a esta pregunta hay que considerar la intensidad con que la Planta Madre ha actuado en tu cuerpo y en tu conciencia.

Si crees que los efectos fueron mínimos, es decir, “no sentiste nada”, entonces debes aprovechar al máximo las enseñanzas que salen de la experiencia misma: la tranquilidad del Retiro, los momentos de meditación, los ejercicios, las purgas, el silencio y los consejos del chamán. Además de ello, debes autoevaluar a profundidad tu comportamiento durante el tratamiento y el estilo de vida que llevas. Pero toma en cuenta que la Ayahuasca actúa en ti aunque tú no hayas sentido nada.

Pero si el nivel de intensidad fue alto, es decir, hubo mareos, visiones, vómitos, si te sobrecogieron emociones que parecían fuertes e incontrolables, si la noche dio paso a interminables pensamientos, y si tu cuerpo fue invadido por escalosfríos o calenturas, entonces calma, calma. Seguro el chamán hablará contigo al día siguiente y complementará las enseñanzas que te brindó la Planta Madre Ayahuasca. No debes desesperar, no entres en el círculo vicioso de la interpretación, no pretendas comprender,

no te dejes dominar por tus miedos ni alegrías. Piensa en frío, respirando. Sigue los consejos del chamán, él conoce a la Planta Madre y lo que necesitas saber. La Planta Madre te ha cuidado. La Planta Maestra te ha dicho las cosas como son y lo que debes hacer, te ha aconsejado. La Planta Doctora ha curado tu cuerpo y tu conciencia, te has reconciliado.

Dentro de todo ese conjunto de vivencias (visiones y pensamientos) algunas cosas serán incomprensibles por mucho tiempo. No te preocupes, no hay prisa. En cambio, otras estarán claras, plenamente distinguibles. Tienes cosas que hacer y decir en adelante, es más, se te ha revelado un propósito. Síguelo, no lo pierdas de vista con acciones insustanciales o retracciones autocomplacientes.

Las primeras semanas son importantes, porque la Ayahuasca sigue trabajando en ti, en tu cuerpo, en tu sangre, en tus pensamientos, en tus palabras. Habla a través de Ella, haz a través de Ella. Hay quienes luego de la sesión con Ayahuasca encierran sus revelaciones en el plano anecdótico. Cuentan con entusiasmo la experiencia a sus familiares y amigos como un viaje exótico y revelador, pero allí se queda todo, no pasan al plano de la ejecución, de la acción, de la concreción de sus tareas y propósitos. Es mejor guardar tu

experiencia con la Ayahuasca para ti mismo, no todos pueden entenderla. La mejor forma de compartir tu vivencia es poniendo en práctica lo que has visto y oído en lo más profundo de tu conciencia.  

A veces, luego de un tiempo de haber tomado Ayahuasca, cuando estás solo o sola, lejos de la presencia del chamán, de repente surgen las emociones ya vividas durante la sesión. Respira, tranquilo, tranquila. Recuerda los consejos de la Maestra Ayahuasca y síguelos. Recuerda las recomendaciones del chamán y síguelos. No hay miedo, no hay alegría, las cosas son como son. Ten fe en que todo va a salir tal cual como se te ha revelado en tanto sigas con honor, valentía y responsabilidad las enseñanzas de la Madre, Maestra y Doctora Ayahuasca.